Usos saludables y recetas de hojas de menta

La menta es particularmente popular como planta robusta y de rápido crecimiento para el jardín de hierbas, pero también prospera en el balcón o el alféizar de la ventana sin ningún problema. Debido a su intenso aroma y propiedades medicinales, vale la pena cosechar el valioso verde antes de la primera helada y conservarlo para el invierno en lugar de dejarlo ir.

Si ahora está pensando en una taza de té caliente, se sorprenderá de qué más puede evocar de las características hojas. Las siguientes recetas no solo resaltan su cosecha de menta en términos culinarios, también puede usarlas para hacer cosméticos naturales y agentes de limpieza amigables con el medio ambiente.

1. Sirope de menta

Un método particularmente simple para preservar el aroma intenso y los valiosos ingredientes de la menta es un jarabe de menta casero. Puede hacerlo en poco tiempo y conservarlo durante varios meses. El almíbar es ideal para aromatizar té, ponche o refrescantes bebidas de verano. También puede servirlo con helado, panqueques u otros dulces. Muy bien empaquetado, también es ideal como un pequeño regalo de la cocina.

Propina: ¡Combina la menta con bálsamo de limón! Esto hace que el almíbar sea un poco afrutado y aún más refrescante.

Si la vida te da demasiada menta, haz un almíbar con ella.  El ingrediente perfecto para bebidas de verano heladas, incluso en invierno.

2. Pesto de menta

¡El pesto no siempre tiene que ser abundante! Con esta sencilla receta puedes evocar un delicioso pesto de menta con poco esfuerzo, como salsa de postre, decoración, para hornear o como aderezo refrescante con helado o arroz con leche – ¡este pesto va bien con casi todas las delicias!

Se requiere lo siguiente:

Así es como lo haces:

  1. Poner el azúcar y el agua en una cacerola y llevar a ebullición brevemente.
  2. Retire la olla del fuego y déjela enfriar.
  3. Lave la menta, separe los tallos gruesos y las hojas marrones.
  4. Agrega la menta, el aceite y las nueces al agua azucarada y tritura todo hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Llenar en frascos esterilizados y cerrar las tapas.

El pesto se puede conservar en el frigorífico durante varias semanas.

Propina: Puede ajustar la consistencia del pesto individualmente cambiando la cantidad de nueces.

La menta no solo tiene un aroma distintivo, también tiene muchos ingredientes saludables.  ¡Prueba una de estas recetas para conservar sus propiedades curativas durante todo el año!

3. Cubitos de hielo de menta

Los cubitos de hielo de menta llaman la atención, son fáciles de preparar y le dan a sus bebidas una nota refrescante. Esto también hace que sea mucho más fácil para usted beber lo suficiente.

Todo lo que necesitas es un molde para cubitos de hielo y hojas de menta.

Es fácil:

  1. Llena el molde hasta la mitad con agua y coloca una o más hojas de menta en cada compartimento.
  2. Pon el molde en el congelador durante una hora.
  3. Llene los compartimentos completamente con agua.
  4. Regrese el molde al congelador hasta que el agua esté completamente congelada. Tus cubitos de hielo aromáticos están listos.

Propina: Esto también funciona con otras hierbas, bayas y uvas.

La menta no solo tiene un aroma distintivo, también tiene muchos ingredientes saludables.  ¡Prueba una de estas recetas para conservar sus propiedades curativas durante todo el año!

4. Extracto de aceite vegetal de menta

La refrescante menta no solo es buena para nuestro organismo en verano. El intenso aroma a menta calma, alivia el estrés y despeja la mente. Además, los aceites esenciales que contiene tienen un efecto antiinflamatorio y calmante sobre la piel irritada y mejoran su propia protección.

Usted mismo puede preparar fácilmente un extracto de aceite vegetal con menta y usarlo para una variedad de cosméticos naturales, como un bálsamo labial refrescante, un ungüento de menta para aliviar el dolor o un bálsamo frío casero.

5. Exfoliante corporal refrescante

La menta es ideal como ingrediente nutritivo en un exfoliante corporal porque favorece la regeneración de la piel. Además, el peeling tiene un aroma embriagador que tiene un efecto calmante en el alma.

Para una pequeña cantidad, necesitará los siguientes ingredientes y utensilios:

Mezcle todos los ingredientes. El aceite de coco no se debe calentar mientras se hace esto, de lo contrario el azúcar podría disolverse. Si todavía está demasiado firme, suele bastar con revolver para darle al aceite de coco una consistencia cremosa. Coloque el exfoliante terminado en un frasco vacío con tapa de rosca para guardarlo. Manténgalo a no más de 20 grados para que no se licue.

A continuación, le indicamos cómo usar el exfoliante: tome una porción y frótela entre sus manos hasta que el aceite de coco esté suave. Ahora puede masajear suavemente el peeling y luego enjuagar con agua tibia.

La menta no solo tiene un aroma distintivo, también tiene muchos ingredientes saludables.  ¡Prueba una de estas recetas para conservar sus propiedades curativas durante todo el año!

6. Vinagre de menta como un milagro anti-cal

Una receta muy práctica y fácil para el hogar: ¡vinagre de menta! La combinación de ácido acético con los aceites esenciales de menta le proporciona una amplia gama de agentes limpiadores y limpiadores.

Así de fácil es hacer el vinagre de menta:

  1. Llene hasta la mitad una botella o frasco vacío con hojas de menta.
  2. Llene el resto del frasco con vinagre de sidra de mesa (5% de ácido) o vinagre de sidra de manzana casero. Tape el frasco y déjelo reposar durante tres o cuatro semanas. Agítelo una vez al día.
  3. Vierta el vinagre por un colador fino y su vinagre de menta aromática estará listo.
¡Salir!  Tu ciudad es comestible: 36 plantas saludables en la puerta de tu casa y más de 100 recetas que te ahorran dinero y te hacen feliz - ISBN 978-3-946658-06-1

Simplemente agregue un trago de vinagre al agua de limpieza o úselo directamente para limpiar las ventanas. Las manchas de lima se pueden quitar fácilmente con vinagre, mientras que al mismo tiempo se esparce por la habitación un aroma aromático a menta. También puede poner un poco de vinagre de menta en la lavadora en lugar de suavizante de telas cuando lave la ropa. Evita los depósitos de cal en la ropa y la vuelve agradable y suave.

7. Alternativa de refresco refrescante

La siguiente receta es adecuada para procesamiento en fresco. Toma algunos tallos recién cogidos y haz una deliciosa limonada de menta con ellos. No solo sabe mucho mejor que los refrescos recubiertos de azúcar, sino que también es considerablemente más saludable gracias a los valiosos aceites esenciales y otros ingredientes beneficiosos de la menta.

La menta no solo tiene un aroma distintivo, también tiene muchos ingredientes saludables.  ¡Prueba una de estas recetas para conservar sus propiedades curativas durante todo el año!

¿Para qué prefieres usar la menta? ¡Comparte tus consejos y recetas en un comentario debajo de esta publicación!

Quizás también te interesen estos temas: