Uno de los mejores tratamientos naturales contra el cáncer de todos los tiempos. ¡Y es GRATIS!

Todos hemos escuchado que «la risa es la mejor medicina», pero ¿podría ser verdad?

Los estudios médicos han demostrado una y otra vez que la risa puede mejorar el estado de su mente y su cuerpo.

En algunos hospitales, la risa se utiliza como tratamiento complementario para mejorar el bienestar de los pacientes con cáncer.

Un estudio de caso mostró que el humor mejora la supervivencia de un paciente con cáncer gástrico en etapa tardía al ayudar al paciente a sentirse seguro y relajado, mejorar la eficacia del tratamiento convencional, estabilizar su condición y aumentar su alegría de vivir (1).

El vínculo cáncer-risa

Los científicos descubrieron que la risa ayuda a combatir el cáncer al aumentar los niveles de IFN (interferón-gamma) del cuerpo, que estimula la producción y actividad de las células B, células T, células NK e inmunoglobina. Estas células inmunes especializadas combaten el cáncer y otras células anormales, así como patógenos (2,3).

Este fenómeno también se desencadena por el ejercicio, el sueño y una dieta adecuada.

El arma secreta de la risa

El verdadero valor de la risa es cómo combate el estrés crónico, que es la principal causa de inflamación y enfermedad. Actúa desactivando las hormonas del estrés (como el cortisol) y estimulando la producción de hormonas buenas (como la dopamina) (4).

Curiosamente, la risa induce frecuencias “gamma”, que se observan en el cerebro de meditadores experimentados. Estas frecuencias ayudan a estimular la calma, sincronizar la actividad neuronal y estimular la memoria.

No es sorprendente que prácticamente todos los estudios realizados sobre los beneficios para la salud de la risa indicaran resultados positivos. Además de no tener efectos secundarios, se ha demostrado que reír todos los días mejora el estado de ánimo y acelera la curación (5).

Cuando ríe, su frecuencia cardíaca y respiratoria aumenta, su respiración se hace más profunda y su cuerpo recibe más oxígeno. Después de la risa, tus músculos se relajan y tu frecuencia cardíaca se estabiliza. Este cambio en la presión arterial mejora la función endotelial y mantiene la salud vascular.

El Dr. Michael Miller, que realizó un estudio sobre el tema, sugiere que algún día, «los médicos podrían recomendar que todos rían de 15 a 20 minutos al día de la misma manera que recomiendan al menos 30 minutos de ejercicio».

Otros beneficios para la salud

Otros beneficios para la salud incluyen el alivio del dolor, la liberación de la tensión muscular y el refuerzo de una actitud positiva. La risa también ejercita los músculos de la cara y el pecho para estimular el flujo sanguíneo y enviar más oxígeno y nutrientes a los tejidos.

Incluso se cree que reír es un gran tratamiento para la depresión y la ansiedad. Además, mejora la salud física y mental al desencadenar la liberación de neuropéptidos que combaten el estrés y las enfermedades (6).

«Creo que si las personas pueden reírse más en sus vidas, estarán mucho mejor», dice Steve Wilson, MA, CSP, psicólogo y terapeuta de la risa. «También podrían ser más saludables». (7).

Anatomía de una enfermedad