Volovanes rellenos de champiñones y gambas.

Volovanes rellenos de champiñones y gambas ¡La receta secreta!

Mira ¡Es TAN GENIAL que no puedes dejar de verlo!

Hoy te vamos a explicar como hacer un volovanes rellenos de champiñones y gambas.

Esta receta es la más exquisita del universo.

Si te agradan las preparaciones sencillas, la de hoy te va a enloquecer!

Prepara los ingredientes y comencemos ya mismo a preparar nuestra receta de volovanes rellenos de champiñones y gambas.

Sensacional! Como hacer volovanes rellenos de champiñones y gambas

Vas a necesitar estos ingredientes

  • 12 volovanes de hojaldre
  • 200 gr. dechampiñones
  • ½ kg. degambas
  • 200 ml. de crema de leche onata(opcional)
  • Tomillo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Preparación detallada

En primer lugar vierte un chorro de aceite de oliva en una sartén, y ponlo a calentar a fuego medio. Una vez que alcance la temperatura deseada, incorpora los champiñones previamente lavados y cortados en cubos pequeños.

Cuando comiencen a dorarse los champiñones, añade sal y pimienta negra molida a tu gusto. Espera unos minutos más, para que continúen sofriéndose.

Incorpora a la sartén las gambas ya peladas, con un golpecito de tomillo. Deja que se hagan hasta que cambien de color. A continuación apaga el fuego y agrega la crema de leche o nata.

Ve rellenando cada uno de los volovanes con esta mezcla, asegurándote de que cada uno tenga al menos una gamba. Si lo deseas en lugar de 12, puedes rellenar más hojaldres en el caso de que te hayan sobrado champiñones y gambas ¡y es que seguro se los comen volando!

Sirve tus volovanes rellenos de champiñones y gambas y deleita a todos con un aperitivo perfecto para Navidad o para cualquier otra ocasión.

Consejos y recomendaciones:

Es muy importante que añadas la sal a los champiñones en el momento que te hemos indicado. Si lo haces antes, estas se deshidratarán y soltarán sus propios líquidos, por lo cual se cocerán y no se dorarán, que es lo que deseamos.

También es necesario que la crema de leche o nata se añada una vez apartada la sartén del fuego, ya que si no podría secarse y no le daría al sofrito el punto jugoso que pretendemos.