Centollo relleno gratinado.

Centollo relleno gratinado. Sabrosas!

Pst… pst… ¡Es TAN GENIAL que no puedes dejar de verlo!

Hoy te vamos a explicar como hacer un centollo relleno gratinado.

Esta preparación es la mejor del universo.

Si te gustan las recetas simples, la de hoy te va a enloquecer!

Ve a cambiarte y empecemos ya mismo a preparar nuestra receta de centollo relleno gratinado.

Vamos a preparar centollo relleno gratinado

Vas a necesitar estos ingredientes

1 centollo de 2 kg. aproximadamente

500 gr. de rape

1puerro

1zanahoria

250 gr. detomate

50 gr. decebolla

25 gr. de harina

1 diente deajo

50 gr. de mantequilla

½ dl. de coñac

½ dl. devino blanco

2 dl. de caldo, por ejemplo de marisco (opcional)

2 dl. de nata líquida

½ dl. de aceite

Unas hojas de lechuga

Pimienta blanca

Pimienta negra molida

Pan rallado

Unas ramas de perejil fresco

Cayena

Sal

Preparación detallada

Limpia el centollo lavándolo bien con agua y ponlo en remojo en agua con mucha sal durante unos 10 minutos. Después colócalo en una cacerola grande con agua que lo cubra solo y sal.

Tapa la cacerola, y pon a calentar el agua a fuego suave hasta que rompa en ebullición, y cuenta 7 minutos. Después retíralo del fuego sin destapar la cacerola, y mantenlo así al menos 20 minutos.

Pasado este tiempo retírale las patas, y resérvalas enteras. Saca toda la carne del caparazón, y reserva el jugo que puedas extraer de la cabeza.

Limpia el rape y desmenúzalo muy pequeño. Mézclalo con la carne del centollo, muy bien picada también.

Pon en una cazuela el aceite, y añade el ajo, el puerro, la cebolla, el tomate y la zanahoria, el todo picado muy pequeñito. Cocina a fuego lento, y añade la mitad de la mantequilla.

Cuando las verduras estén pochadas, incorpora la harina y rehoga. Vierte el coñac y préndele fuego con mucho cuidado. Una vez que se apague el fuego, añade el vino blanco y hierve durante 5 minutos.

Echa el caldo o el jugo del centollo a poder ser. Cuando vuelva a hervir, incorpora la carne de centollo y rape, dale un hervor y añade sal, pimienta blanca, pimienta negra y cayena, todo a tu gusto.

Ahora por incorpora la nata líquida y remuévelo todo bien. Deja cocinar a fuego medio durante unos 5 minutos hasta que espese. Pon a precalentar el horno a 200ºC.

Apaga el fuego, aparta la cazuela y rellena el centollo con esta mezcla que acabas de preparar. Colócalo en un plato refractario, ponle por encima el resto de la mantequilla bien repartido y espolvorea con pan rallado a tu gusto.

Mete el plato en el horno y gratina el centollo hasta que esté dorado. Después sírvelo en una fuente sobre unas hojas de lechuga ya lavadas y picadas, y las ramas de perejil también lavadas.

Si lo deseas, puedes picar el perejil y espolvorearlo por encima, ¡queda a tu elección! Ya puedes disfrutar de tu centollo relleno gratinado, ¡sublime!