Centollo relleno al horno

Centollo relleno al horno. Te lo vas a comer todo!

Tienes que verlo porque está TAN GENIAL ¡Mira!

Hoy vamos a explicarte paso a paso como preparar un centollo relleno al horno.

Esta receta es la más exquisita del universo.

Si te agradan las preparaciones sencillas, la de hoy te va a enloquecer!

Prepara los ingredientes y comencemos ya mismo a preparar nuestra receta de centollo relleno al horno.

Hoy preparamos centollo relleno al horno

Qué ingredientes necesitamos para la receta de hoy

1 centollo de 1 kg. aproximadamente

½cebolla

1puerro

½ vaso tomate natural triturado

½ copa de brandy

½ cucharada de pan rallado

Mantequilla

3 cucharadas de aceite de oliva

Sal

Preparación paso a paso

Vierte las 3 cucharadas de aceite en una sartén, y caliéntalo a fuego medio. Sofríe la cebolla y la parte blanca del puerro, todo picado muy fino.

Una vez que estén listas estas verduras, incorpora el tomate y un poco de sal, cocina 5 minutos más a fuego medio y reserva.

Cuece el centollo en agua abundante con 3 cucharadas de sal, contando 15 minutos desde que el agua rompa en ebullición.

A continuación aparta el centollo del agua, y cuando esté frío abre el caparazón. Añade el jugo que tiene dentro al contenido de la sartén, y el el coral. Caliéntalo todo y flambea con el brandy.

Retira toda la carne de las patas y de la cabeza del centollo. Desmígala bien, y mézclala con el contenido de la sartén, hasta que se mezcle todo bien.

Lava la cáscara del centollo y rellénala con esta mezcla que acabas de preparar. Pon a precalentar el horno a 200ºC.

Añade un poco de mantequilla por encima del relleno y espolvorea el pan rallado por encima. Pon el centollo en una fuente refractaria, e introdúcela en el horno a 200ºC y a modo grill.

Gratina durante 4 minutos el centollo, o hasta que se vea bien dorado.

Ya puedes apagar el horno, apartar y servir tu centollo relleno al horno. Al fin puedes comenzar a degustar su riquísimo relleno, sacándolo con una cuchara y untándolo por ejemplo sobre unos biscotes, ¡qué bueno que está! ¡Que aproveche!