Pasta casera de miel y jengibre

Esta receta para una pasta calmante para la garganta es absolutamente invaluable.

El jengibre y la miel hacen que esta receta no solo sea relajante para la garganta y el estómago, sino también sabrosa, a diferencia de muchos medicamentos para el resfriado y la gripe de venta libre.

Tomar esto en cucharaditas durante el día ayudará a aliviar síntomas como tos, dolor de garganta, malestar estomacal e indigestión.

Es fácil de preparar, elaborado con ingredientes naturales que puedes encontrar en casi cualquier lugar.

Remedio para el dolor de garganta con miel y jengibre

Ingredientes

  • 1/2 taza de agua
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 4 cucharadas de miel orgánica
  • 1 cucharadita de jengibre fresco molido
  • 1/2 cucharadita de clavo molido

Instrucciones

Mezclar bien los ingredientes hasta que formen una pasta suelta. Tome tres cucharadas al día, durante el día, para tratar los síntomas del resfriado y la gripe.

Cómo funciona

Miel es bien conocido por tener propiedades antibacterianas, lo que lo hace ideal para combatir infecciones bacterianas. También se usa comúnmente en remedios caseros para la tos debido a su poder calmante para la garganta; de hecho, los estudios han demostrado que puede ser más eficaz como supresor de la tos que muchos medicamentos para la tos de venta libre.

Jengibre es un ayuda digestiva con un agradable sabor picante. Agregado a esta receta, ayudará a calmar el estómago, calmar la indigestión y ayudar con los dolores de estómago.

Jugo de limon está lleno de vitamina C para ayudar a estimular su sistema inmunológico para que pueda combatir los síntomas del resfriado y la gripe en la fuente.

Una especia de uso común en la medicina alternativa, Clavo se utiliza a menudo para tratar la irritación de garganta, así como para aliviar el dolor muscular y la fatiga.