Mucha gente evita el aguacate, pero es un alimento para el corazón en su máxima expresión

No es difícil encontrar investigaciones que expongan los muchos beneficios para la salud de los aguacates. Los estudios demuestran que estas frutas en forma de pera, que son nativas de México y América Central, están repletas de nutrientes esenciales que pueden ayudar a perder peso, mejorar la visión y protegernos del cáncer.

Además, los aguacates son ricos en esteroles antiestrogénicos, como el beta-sisterol, que pueden aumentar los niveles de testosterona en los hombres y de progesterona en las mujeres.

A estudio publicado en la edición de enero de 2015 del Journal of the American Heart Association nos ha dado otra razón para agregar más aguacates a nuestras dietas: estas deliciosas frutas pueden reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en adultos con sobrepeso y obesidad.

Resultados significativos

Para el estudio, que tenía como objetivo monitorear los efectos del consumo de aguacate sobre los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, los investigadores alimentaron a 45 participantes con sobrepeso u obesidad, ya sea con una dieta baja en grasas, una dieta moderada en grasas o una dieta de aguacate durante un período de 5 semanas.

La dieta del aguacate incluía un aguacate Hass fresco por día, mientras que la dieta moderada en grasas incluía aceites con alto contenido de ácido oleico para igualar el contenido de ácidos grasos monoinsaturados de un aguacate. Los niveles de colesterol de los participantes se controlaron durante todo el período de estudio.

Los resultados mostraron que la reducción en el colesterol dañino de lipoproteínas de baja densidad (LDL-C) fue mayor en los participantes que siguieron la dieta del aguacate y menor en los participantes que siguieron la dieta baja en grasas. Además, solo la dieta del aguacate redujo significativamente el número de partículas LDL (LDL-P), el colesterol LDL denso pequeño y la proporción de colesterol LDL a colesterol HDL (HDL-C) desde el inicio.

«La inclusión de un aguacate por día como parte de una dieta moderada en grasas y para reducir el colesterol tiene efectos reductores adicionales de LDL-C, LDL-P y no HDL-C», concluyeron los autores del estudio. «Nuestros resultados demuestran que los aguacates tienen efectos beneficiosos sobre los factores de riesgo cardio-metabólicos que se extienden más allá de su perfil de ácidos grasos saludables para el corazón».

Los peligros del colesterol LDL elevado

Los resultados de los investigadores son significativos, ya que se sabe que el colesterol LDL se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos y aumenta nuestro riesgo de aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), lo que, a su vez, aumenta nuestro riesgo de ataque cardíaco.

Además, los niveles elevados de LDL hacen que nuestros glóbulos blancos intenten digerir el colesterol en un intento de proteger nuestros vasos sanguíneos. A medida que más glóbulos blancos migran al área, aumenta la inflamación de la pared arterial, lo que ejerce una mayor presión sobre nuestro sistema cardiovascular.

La enfermedad cardíaca sigue siendo la causa más común de muerte en el mundo y es especialmente común entre los hombres que viven en el mundo occidental. Por esta razón, es importante que agreguemos más alimentos integrales a nuestra dieta, como los aguacates, que están científicamente probados para reducir nuestro riesgo de esta condición médica en constante crecimiento.

fuentes: Pubmed, NN, AHA, Noticias MédicasHoy, El guardián, Fuente de alimentación