Langostinos al horno con coñac

Langostinos al horno con coñac. Que rico!

Mira ¡Es TAN GENIAL que no puedes dejar de verlo!

En este día tan especial vamos a explicarte paso a paso como preparar unos langostinos al horno con coñac.

Esta receta es la mejor del ciberespacio.

Si te agradan las preparaciones rápidas, la de hoy te va a enloquecer!

Prepara los ingredientes y empecemos ya mismo a preparar nuestra receta de langostinos al horno con coñac.

Vamos a preparar langostinos al horno con coñac

Estos son los ingredientes que vas a necesitar

1 kg. delangostinos

½ vaso de coñac

1limón

3 dientes deajo

1 rama de perejil

Aceite de oliva

Sal gorda al gusto

Pimienta negra molida al gusto

1 cayena pequeña

Preparación detallada

Para que la receta de langostinos al horno con coñac quede lo más sabrosas posible te recomendamos que utilices marisco fresco si no tienes alergia al anisakis. En ese caso en mejor comprarlos congelados o congelarlos antes de cocinarlos.

Empezamos lavando bien los langostinos y los ponemos a escurrir. Ponemos a precalentar el horno a 190 grados.

Pelamos los ajos y los picamos muy finitos. Exprimimos el zumo del limón, lo colamos para evitar que caigan pepitas y lo echamos en un bol con el ajo picado, la cayena y un chorro de aceite de oliva que sea más o menos el doble del zumo del limón.

Cortamos los langostinos abriéndolos en dos (que queden unidos por la cabeza) y los ponemos en una fuente apta para hornear, colocándolos con las cáscaras hacia abajo. Vertemos por encima el contenido del bol, y añadimos un poco de sal y pimienta negra molida.

Metemos la fuente en el horno, y dejamos que se hagan los langostinos durante aproximadamente unos 10 minutos a 190ºC.

Apagamos el horno, retiramos la fuente y pasamos a flambear los langostinos. Para ello vamos a calentar el coñac en una sartén, junto con el líquido que haya quedado en la fuente tras retirar los langostinos a otra fuente distinta.

Removemos, y apagamos la campana extractora de la cocina (esto es muy importante). Con un cucharón cogemos parte del líquido de la sartén y le prendemos fuego con un mechero de cocina o una cerilla. No se debe utilizar un mechero normal, porque es más peligroso.

Acercamos el cucharón al líquido restante de la sartén para que el alcohol se evapore. Movemos la sartén con suavidad. ¡Tenemos que hacer este proceso con sumo cuidado!.

Cuando se apague el fuego de la sartén, regamos los langostinos con la salsa ya flambeada. Picamos el perejil muy finito y lo echamos por encima.

Y ya están listos nuestros langostinos al horno con coñac. ¡Tómalos muy calentitos, que es como más ricos están! Esperamos que te guste esta receta, ¡buen provecho!