La fuga linfática puede ser la causa de la obesidad

La pérdida de peso no es un asunto sencillo para todos. De hecho, la obesidad tiene múltiples causas que no siempre incluyen comer en exceso o la falta de ejercicio.

Recientemente, especialistas del St. Jude Children’s Research Hospital han descubierto que el sistema linfático puede influir en el aumento de peso (1).

El sistema linfático es una parte integral del sistema inmunológico y transporta linfa, un líquido blanco compuesto de glóbulos blancos, proteínas y grasas (2).

La conexión entre la linfa y la grasa

Los vasos linfáticos con fugas fueron la causa principal de la obesidad de inicio en la edad adulta observada en el modelo de laboratorio del estudio (1).

Los investigadores explicaron que este líquido estimula la acumulación de grasa, particularmente en regiones ricas en vasos linfáticos.

Las células grasas cercanas a los vasos con fugas debajo de la piel y en el abdomen eran significativamente más grandes de lo normal y, por lo tanto, capaces de almacenar una mayor cantidad de lípidos (1).

«Esta es la primera evidencia de este tipo en un modelo in vivo que muestra que los defectos en la integridad de la vasculatura linfática podrían conducir a la obesidad en adultos», dijo Guillermo Oliver, Ph.D., miembro asociado del Departamento de Genética y Biología de Células Tumorales de San Judas.

«Esto nos dijo que el tipo de obesidad que estábamos viendo en este modelo de laboratorio era diferente de las formas de obesidad que se asocian comúnmente con la diabetes».

“Nuestros hallazgos podrían alentar a los médicos a considerar que al menos algunos de sus pacientes obesos podrían estar sufriendo un problema que no se puede resolver comiendo menos y haciendo más ejercicio”, explica el Dr. Oliver (1).

El drenaje linfático incontrolado también puede ser la fuente de problemas de salud importantes para un paciente y puede provocar una infección de la herida hasta en el 57% de los casos.

Las fugas linfáticas son difíciles de controlar y a menudo resultan en estadías prolongadas en el hospital y tratamientos costosos (3).

Si aumenta de peso rápidamente sin cambiar su estilo de vida o no puede perder peso a pesar de una alimentación saludable y ejercicio frecuente, hable con su médico y solicite un chequeo completo.

Cómo mantener saludable su sistema linfático

La salud linfática también es importante para la salud cardiovascular, digestiva e inmunológica (4).

De hecho, el Ayurveda, una medicina tradicional muy respetada, ve el sistema linfático como la primera orden del día en la curación del cuerpo.

Para mantener saludables los ganglios linfáticos y los vasos, coma alimentos con alto contenido de antioxidantes, como los arándanos y la manjistha, que se sabe que nutren y protegen estas estructuras (5, 6, 7).

También puede controlar la afección con una dieta saludable y ejercicio regular. En algunos casos, se puede requerir cirugía para reparar cualquier vaso roto (8).

fuentes:
[1]http://www.news-medical.net/news/2005/09/26/13299.aspx
[2]https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002247.htm
[3]http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0741521406019732 [4]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3312397/
[5]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22540739
[6]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17821858
[7]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3153710/
[8]http://emedicine.medscape.com/article/190025-overview#a5