Esto es lo que le sucede a su cuerpo cuando come MÁS de esta verdura que combate el cáncer

La coliflor es un alimento subestimado que ahora está ganando terreno en el mundo de las tendencias alimentarias saludables.

Así es: la comida que durante mucho tiempo se ha considerado aburrida e insípida se ha revitalizado para convertirla en una delicia deliciosa y versátil.

Las recetas que involucran coliflor son infinitas en estos días y van desde arroz hasta masa de pizza, pero son las 5 recetas a continuación las que querrás usar una y otra vez.

Estas recetas no solo son fáciles y amigables para los niños, sino que también lo ayudarán a mantenerse al día en sus esfuerzos de vida saludable.

¿Por qué comer más coliflor?

Al igual que otras verduras crucíferas, la coliflor tiene poderosos compuestos que previenen el cáncer que actúan contra el cáncer de pulmón, mama, colon, hígado, próstata y cuello uterino (1,2)

De hecho, estos compuestos tienen la capacidad de proteger a las células del daño del ADN, inactivar carcinógenos, inducir apoptosis y prevenir la angiogénesis (formación de vasos sanguíneos tumorales) y la metástasis (migración de células tumorales). También tienen efectos antiinflamatorios.

Si eso no fuera suficiente, la coliflor también está llena de nutrientes. Solo una taza de la verdura puede proporcionarle casi todo un día de vitamina C, que promueve la producción de colágeno para mantener saludables la piel, las articulaciones, los tendones y los vasos sanguíneos (3).

Otros nutrientes importantes que se encuentran en la coliflor incluyen vitamina K, ácido fólico y vitamina B6. Además, es increíblemente bajo en calorías (25 por taza) y lleno de fibra saludable para el intestino (4).

Aquí hay 5 formas diferentes de incorporar más coliflor a su dieta.

1. Palomitas de coliflor

¿Está buscando una alternativa saludable a un refrigerio nocturno? Esta receta tiene el aspecto y la textura de las palomitas de maíz, pero con el triple de beneficios para la salud. La receta es increíblemente fácil y solo usa 3 ingredientes, por lo que es una opción perfecta para una noche de cine familiar.

Sirve 2.

Ingredientes:

  • 1 cabeza de coliflor
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal del Himalaya

Instrucciones:

  1. Precalienta tu horno a 400 grados.
  2. Corta los floretes de coliflor en trozos pequeños, desechando el corazón y los tallos.
  3. Mezcle los floretes en aceite de oliva y sal.
  4. Colocar en una bandeja para hornear bien engrasada y hornear durante una hora.
  5. Dale la vuelta a la coliflor cada 20 minutos para que quede bien horneada.
  6. ¡Disfrutar!

2. Coliflor Alfredo

Esta receta cremosa es ideal para veganos y personas con sensibilidad a los lácteos, ¡pero es tan sabrosa que incluso a los no veganos les encantará! Sirva sobre pasta orgánica de grano entero para una comida saludable y satisfactoria.

Para 4 personas.
Ingredientes:

  • 4 tazas de floretes de coliflor (1 coliflor pequeña / mediana)
  • 1/2 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de ajo picado
  • 1/2 taza de leche
  • 1/4 taza de levadura nutricional
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 2 cucharadas de mantequilla orgánica de animales alimentados con pasto
  • 3/4 cucharadita de sal del Himalaya de grano fino
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • Pasta fettuccine

Instrucciones:

  1. Llene una cacerola grande con agua y déjela hervir.
  2. Lave y prepare la coliflor y agregue al agua hirviendo.
  3. Cocine por 10 minutos o hasta que esté tierno.
  4. Mientras tanto, saltee el ajo en una sartén engrasada a fuego lento hasta que se ablande. No dejes que se ponga marrón.
  5. Escurre la coliflor y agrégala a un procesador de alimentos grande.
  6. Agregue especias, levadura, limón, ajo, leche y mantequilla al procesador y presione hasta que quede suave. Dejar de lado.
  7. Prepare la pasta según las instrucciones de cocción y escurra.
  8. Combine la pasta y la salsa en su cacerola y caliente a fuego lento.
  9. Ajusta el condimento si es necesario.
  10. ¡Sirve con perejil fresco o queso y disfruta!

3. Alas de coliflor de búfalo

¡Estas alas definitivamente nunca llegan tarde a la fiesta! Acompáñelos con una salsa casera de yogur de queso azul para enganchar a los invitados a la cena o empáquelos en la lonchera de su hijo para la merienda perfecta. ¡Lo mejor de todo es que se pueden hacer fácilmente veganos o sin gluten!

Para 4 personas.

Ingredientes:

  • 1 cabeza de coliflor (aproximadamente 4 tazas de floretes)
  • ½ taza de leche
  • ½ taza de agua
  • 1 taza de harina para todo uso sin blanquear
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ¼ de cucharadita de sal
  • ¼ de cucharadita de pimienta molida
  • 1 taza de salsa picante suave
  • 1 cucharada de mantequilla

Instrucciones:

  1. Precaliente su horno a 450F.
  2. Lave y corte la coliflor en floretes del tamaño de un bocado.
  3. Combine agua, leche, harina y especias en un tazón para hacer su masa. Debe ser lo suficientemente espeso como para que no gotee de la coliflor.
  4. Sumerja la coliflor en la masa y colóquela en una bandeja para hornear forrada de pergamino.
  5. Hornee durante 20-25 minutos, volteando los floretes a la mitad.
  6. Mientras se hornean, derrita la mantequilla a fuego lento y agregue la salsa picante.
  7. Retire del fuego inmediatamente y vierta en un tazón grande.
  8. Deje que sus floretes se enfríen y mézclelos en su salsa hasta que estén bien cubiertos.
  9. Regrese la coliflor a su bandeja para hornear y repita el paso 5.
  10. Sirva con tzatziki o su salsa favorita.

4. Nuggets de coliflor y brócoli

Estos nuggets simples y saludables son excelentes opciones para cuando se está quedando corto de tiempo. Solo haz un lote grande al comienzo de la semana y mételos en el horno cuando tengas hambre.
Haz de 15 a 20 pepitas.

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. Precaliente su horno a 375F.
  2. Cocer al vapor o hervir el brócoli y la coliflor (5-7 minutos), escurrir y picar.
  3. Triture las verduras y colóquelas en un tazón grande.
  4. Agregue otros ingredientes y revuelva hasta que estén bien combinados.
  5. Coloque la mezcla en una bandeja para hornear con papel pergamino o en moldes para hornear bien engrasados.
  6. Hornee por 15-20 minutos.
  7. ¡Déjalos enfriar durante 15 minutos, desmolda y sirve!

5. Macarrones con queso clásico

Este plato clásico es perfecto para satisfacer su antojo de queso sin comer grasa animal. ¡Nunca más querrás comer macarrones con queso en caja!

Para 4 personas.

Ingredientes:

  • 4 tazas de macarrones con codo
  • 1 coliflor de cabeza grande
  • 2 zanahorias grandes
  • ½ taza de levadura nutricional
  • ⅓ taza de aceite de oliva virgen extra
  • ⅓ taza de agua
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • ½ cucharadita de cebolla en polvo
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • 1½ cucharadita de sal
  • ¼ de cucharadita de pimienta negra recién molida
  • pimentón (para decorar)

Instrucciones:

  1. Llene dos cacerolas grandes con agua y deje hervir.
  2. A medida que el agua se calienta, lave y pique las verduras.
  3. Use una olla para cocinar la pasta y la otra para las verduras.
  4. Baje el fuego y cocine ambos durante 10-15 minutos o hasta que estén suaves.
  5. Escurre la pasta y reserva.
  6. Pulse las verduras en un procesador de alimentos a alta velocidad.
  7. Agregue aceite, agua, levadura y especias y presione hasta que quede suave.
  8. Incorpora la salsa a tu olla llena de pasta escurrida y mezcla bien.
  9. Espolvorear con pimentón y servir inmediatamente.