Estas son las comidas fritas que tienes que probar

Estas son las comidas fritas que tienes que probar [antes de morir]

Si te gustan las comidas fritas, el video de hoy te va a encantar.

Hoy vamos a mostrarte cuáles son las comidas fritas que debes comer antes de morir.

¿Ya se te hizo agua la boca? Seguro que si.

Dale play al video y empieza a cocinar ya.

Estas son las comidas fritas que tienes que probar

Ya sea que estés tratando de freír algo que nunca antes habías pensado en probar, o de experimentar un nuevo plato del otro lado del mundo, aquí están los alimentos fritos que necesitas probar antes de morir.

Las papas fritas y los pepinillos son perfectos acompañantes de cualquier plato, así que ¿por qué no combinarlos en un solo alimento? Sirve su plato principal acompañado de pepinillos fritos, y veras que pueden incluso ser mejores que las papas fritas.

Puedes usar cualquier corte de pepinillos, pero asegúrate de escoger pepinillos al eneldo picantes y crujientes.

Una vez que estén mojados con cerveza y espolvoreados con pan rallado, y luego fritos, en serio, nunca podrás dejarlas.

Además, son perfectos para mojarlos en las mismas salsas que te gustan en tu pescado frito y alas de pollo.

Los churros son la combinación perfecta de crujiente por fuera y suave por dentro, ¿y a quién no le gusta la combinación de la canela el y azúcar? Son particularmente perfectos si buscas algo ligero y sabroso para servir después de la cena, cuando todo el mundo está sentado con una taza de café o brandy.

Ya nadie tiene hambre, pero todavía tienes ganas de un postre.

Y es entonces cuando necesitas probar un churro.

Ningún fin de semana de verano está completo sin hot dogs, pero los hot dogs normales pueden ser un poco aburridos.

Si quieres servir algo que es familiar pero único, saca la freidora.

Si tiras una salchicha en la freidora y la cocinas hasta que la piel esté súper crujiente y se rompa, en realidad estás preparando el plato favorito de Nueva Jersey conocido como «rippers.

» ¿Te gustan los hot dogs abiertos? Esto te fascinará.

O, puedes optar por mojarlo con cerveza y luego freírlo, lo cual también es bastante delicioso.

Cuando se trata de huevos escoceses, hay extremos.

Si los preparas mal te preguntarás por qué es que a tantas personas les encanta.

Puede ser como comerse una pelota de tenis de goma.

Pero si preparas uno apropiadamente, sabrás que fue para esto que se inventó la fritura.

Los huevos escoceses son básicamente huevos duros envueltos en salchichas y luego fritos.

Cuando se hacen bien, todos sus ingredientes se mantienen unidos, así que puedes probar todo de un solo bocado.

Un exterior crujiente, una salchicha sabrosa y un huevo suave pero sólido se unen para cambiar tu forma de pensar sobre el desayuno.

Estas son las comidas fritas que tienes que probar