Como hacer POLLOS FRITOS espectaculares

Como hacer POLLOS FRITOS espectaculares [EL SECRETO]

¿Te gusta el pollo frito? Seguro que si.

Hoy vamos a mostrarte el secreto mejor guardado del mundo para hacer pollo frito al mejor estilo KFC.

Descubre el ingrediente secreto para hacer pollo frito en casa de forma profesional.

Disfruta al máximo tu pollo frito. Mira el video y ponte a cocinar ya mismo.

Como hacer POLLOS FRITOS espectaculares

Estados Unidos tiene una larga historia de amor con el pollo frito, como un plato de celebración, una comida rápida y una comida de consuelo, pero sus comienzos son un poco confusos.

First We Feast señaló que la primera receta de pollo frito es incluso más antigua que la Revolución Americana por un par de décadas, y se remonta a un libro de cocina británica de Hannah Glasse, que pedía que el pollo enharinado se friera en manteca de cerdo.

También se cree que los inmigrantes escoceses tal vez fueron quienes trajeron este plato cuando se establecieron en las Carolinas, pero fueron los esclavos africanos los que convirtieron el pollo frito en el plato que conocemos hoy en día, añadiendo especias y condimentos al plato, según Southern Fried Chicken Challenge.

Daily Meal reveló que, hasta la Segunda Guerra Mundial, el pollo frito era un plato para ocasiones especiales, reservado para cuando había una fiesta o algo que celebrar.

La leche agria se ha usado como salmuera para el pollo frito desde hace mucho tiempo.

Southern Kitchen explicó que cuando el ingrediente se usa en un adobo o como salmuera, sus ácidos deconstruyen las redes de proteínas de la carne de pollo, y cuando éstas se reconectan, el agua entre las fibras proteicas queda atrapada.

El resultado es una salmuera de leche agria bien sazonada que hace que la carne de pollo, ya sea carne oscura o carne blanca, sea más tierna, húmeda y sabrosa.

My Recipes también sugiere que la leche agria tiene el beneficio añadido de poder unirse al pollo crudo, dando al empanado algo a lo que aferrarse.

Pero la leche agria no es lo único que puedes usar para humedecer el pollo.

También puedes usar jugo de pepinillos.

Te lo explicamos.

Si te gustan los pepinillos, puede ser una sorpresa que el jugo de éstos se pueda guardar en lugar de tirarlo por el desagüe una vez que hayas vaciado el tarro.

Los atletas beben el jugo de los pepinillos como una forma de lidiar con los calambres asociados con los músculos cansados, y debido a su contenido de vinagre, este jugo de los pepinillos puede aparentemente actuar como una gran ayuda para la pérdida de peso.

Tasting Table informó que el jugo de pepinillos también puede ser usado como ingrediente en varios platos.

Por ejemplo, es un gran aderezo para la ensalada de col, puede ser parte de una abundante salsa casera al estilo Mil Islas, y con agua recién hervida puede convertirse en el mejor adobo para una ensalada de pasta.

Tasting Table también explicó que el jugo de pepinillos puede ser usado como ingrediente secreto para los macarrones con queso, y para condimentar platos como huevos endiablados y puré de papas.

El jugo de pepinillos también puede ser un adobo para la carne.

Los escritores para publicaciones como Men’s Journal han informado que el jugo de pepinillos, con su vinagre, ajo, azúcar, sal, pimienta y mezcla de ajo lo hacen ideal para el marinado.

Y debido a su acidez, también va de la mano con el tradicional remojo con leche agria del pollo frito del sur para obtener un pollo frito extra delicioso.

Si no tienes leche agria a mano para cocinar, siempre puedes hacerlo tú mismo añadiendo una cucharada de vinagre o jugo de limón, además de suficiente leche para llenar una taza, y dejarlo reposar durante cinco minutos.

Receta de Pollo frito sin harina ni pan rallado

¿A quién no le gusta el pollo rebozado frito? No obstante, muchas somos las personas que convivimos con intolerantes al gluten, o somos nosotros los que no podemos consumirlo, por ello, buscar alternativas que nos permitan disfrutar de buenos rebozados es crucial.

Para conseguirlo, compartimos una sencilla receta de pollo frito crujiente, rebozado con especias y otros ingredientes que detallamos a continuación.

No te la pierdas y descubre cómo hacer pollo frito sin harina ni pan rallado, ¡es muy fácil!
Empezamos la receta de pollo frito crujiente retirando la piel de las piezas de carne si no nos gusta.

Luego, colocamos los muslos en un recipiente, añadimos todos los ingredientes y mezclamos, a excepción de la cebolla.

Dejamos que repose unos 15 minutos para que se impregne bien de los sabores.

Truco: Puedes añadir más especias si quieres que el pollo frito tenga un sabor más aromático.

Mientras el pollo rebozado sin harina reposa, ponemos una sartén con suficiente aceite para freír al fuego.

Si tenemos freidora, perfecto.

¿Cómo hacer pollo frito sin harina ni pan rallado? Muy fácil, introducimos las piezas condimentadas en el aceite caliente, reducimos la temperatura y tapamos la sartén.

Dejamos freír durante 15 minutos sin mover.

El secreto para conseguir un pollo frito crujiente es dejar que se cocine lentamente y sin tocarlo.

Para ello, es preciso que el aceite cubra casi por completo la carne, por supuesto.

Pasado el tiempo, damos la vuelta a los muslos de pollo y dejamos freír durante 15 minutos más.

Después, reservamos el pollo frito sin harina ni pan rallado en un recipiente forrado con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

En la misma sartén y con el aceite todavía caliente, freímos la cebolla cortada al gusto durante 1 minuto aproximadamente.

Este paso es totalmente opcional, ya que también podríamos acompañar el pollo frito crujiente con una ensalada verde, patatas fritas o cualquier otra guarnición.

¡Todo listo! Ya podemos disfrutar de esta deliciosa y sencilla receta de pollo frito sin harina ni pan rallado, acompañado de la cebolla frita o lo que más nos guste.

Como ves, se trata de un plato de pollo frito muy crujiente, aromático y jugoso, ideal para darnos un capricho de vez en cuando.

Ingredientes

500 gramos de muslos de pollo
1 diente de ajo machacado
1 cucharada sopera de paprika o pimentón
1 cucharada sopera de sal
400 mililitros de aceite de soja
½ cebolla (opcional)
1 pizca de chimichurri
1 pizca de pimienta negra al gusto