Lo que debes saber antes de hacer esto Asana

Cómo hacer el Salamba Sirsasana y cuáles son sus beneficios

Sirsasana, Shirshasana Sirshasana o Headstand es una asana. Sánscrito: शीर्षासन; Sa – Con, Alamba – Soporte, Sirsa – Cabeza, Asana – Pose; Se pronuncia como: sah-LOM-bah shear-SHAHS-anna

Esta pose implica una inversión completa del cuerpo, con solo el apoyo de los antebrazos. Se dice que esta asana es la reina de todas las asanas. Debe hacerse cuando la parte superior de su cuerpo esté lo suficientemente fuerte para soportar el peso corporal. Por lo tanto, debes practicar muchas otras asanas para desarrollar la fuerza necesaria para hacer Sirsasana.

Todo lo que necesita saber sobre Salamba Sirsasana

  1. Lo que debes saber antes de hacer esto Asana
  2. Cómo hacer salamba sirsasana
  3. Precauciones y contraindicaciones
  4. Consejos para principiantes
  5. Variaciones de pose avanzadas
  6. Sirsasana II – Una variación
  7. Beneficios del soporte para la cabeza con soporte
  8. Poses preparatorias
  9. Poses de seguimiento

Lo que debes saber antes de hacer esto Asana

Esta asana debe hacerse solo con el estómago vacío. Debes asegurarte de comer de cuatro a seis horas antes de la práctica y darle a tu cuerpo el tiempo suficiente para digerir la comida. Idealmente, debe haber un intervalo de 10 a 12 horas entre sus comidas y su práctica, por lo que es mejor practicar esta asana temprano en la mañana. Sin embargo, debido a los horarios ocupados, a muchas personas les resulta difícil hacer ejercicio por la mañana. Estas personas pueden practicar yoga por la noche. Tus intestinos también deben estar limpios mientras practicas esta asana.

Imagen: Shutterstock

Nivel: Intermedio a avanzado
Estilo: Vinyasa
Duración: 1 a 5 minutos
Repetición: Ninguna
Estira: Piernas y espalda
Fortalece: Piernas, Brazos, Columna Vertebral, Pulmones

Cómo hacer salamba sirsasana

  1. Coloque una manta suave y resistente en el piso para proteger su cabeza. Luego, arrodíllate en el suelo y entrelaza los dedos después de colocar los antebrazos en el suelo. Asegúrese de que sus codos estén separados al ancho de los hombros. Empuje suavemente la parte superior de los brazos hacia afuera y presione firmemente la parte interna de las muñecas en el piso.
  1. Coloque la coronilla de su cabeza sobre la manta. Junta la base de ambas palmas y ajusta la corona contra las manos unidas.
  1. Inspire y levante las rodillas. Luego, camine hacia sus codos con los talones levantados del piso. Ahora, levante los muslos de manera que su cuerpo forme una ‘V’ invertida. Empuja tus omóplatos contra tu espalda. Luego, levántelos hacia el coxis para que la parte delantera de su torso se alargue. Esto evitará que el peso de los hombros afecte su cabeza y cuello.
  1. Mientras exhala, levante los pies del piso. Es importante levantar ambos pies a la vez, incluso si sus rodillas se doblan levemente al levantar. Coloque las piernas perpendiculares al piso y reafirme el coxis contra la parte posterior de la pelvis. Empuja los talones hacia el techo. Tu cuerpo debe estar alineado en línea recta.
  1. Mantenga su peso equilibrado en ambos antebrazos. Mantenga la postura durante unos 10 segundos como principiante. Siga aumentando el tiempo hasta que pueda permanecer en él hasta por cinco minutos o mientras se sienta cómodo.

Precauciones y contraindicaciones

Estos son algunos puntos de precaución que debes tener en cuenta antes de practicar esta asana.

  1. Evite esta asana a toda costa si sufre de los siguientes problemas:
  • Lesión de espalda
  • Dolores de cabeza
  • Una condición del corazón
  • Alta presión sanguínea
  • Si estas menstruando
  • Una lesión en el cuello
  1. Si tiene presión arterial baja, no comience su práctica con esta asana.
  1. Solo si es una experta o ha estado practicando esta postura durante mucho tiempo, puede continuar practicando esta postura durante su embarazo. Pero no empiece a practicar esta postura después de quedar embarazada.
  1. Esta es una pose avanzada y debe practicarse solo bajo la supervisión de un instructor de yoga certificado. También es mejor consultar a su médico antes de hacer esta asana.

Consejos para principiantes

Como principiante, siempre existe la tendencia a pesar la cabeza y el cuello hacia abajo. Esto es dañino. Por lo tanto, lo mejor es usar el soporte de una pared al comenzar. Al comenzar, coloque las manos en posición y levante ligeramente la cabeza del suelo. Luego, bájelo suavemente, mientras coloca aproximadamente el 90 por ciento de su peso corporal en sus brazos y hombros. A medida que practique, siga transfiriendo más peso a su cabeza. El proceso debe ser gradual. Al salir de la postura, levante ligeramente la cabeza del suelo antes de bajar las piernas.

Variaciones de pose avanzadas

También puede probar el Eka Pada Sirsasana una vez que haya dominado esta asana. Una vez que asuma la postura, exhale y baje una pierna de manera que quede paralela al piso, mientras que la otra aún esté perpendicular al piso. Las caderas de la pierna doblada generalmente tienden a hundirse. Para corregir esto, gire esa pierna ligeramente hacia afuera de modo que sus nalgas se acerquen y giren solo desde la articulación de la cadera. Mantenga la posición durante unos segundos. Inhale y vuelva a colocar la pierna baja en su posición. Repita bajando la otra pierna.

Sirsasana II

Imagen: Shutterstock

Como variación, también puede probar el Sirsasana II o el Tripod Headstand. Esta asana se usa como una postura intermedia a medida que entra y sale del equilibrio de los brazos.

Cómo hacerlo
  1. Para comenzar esta asana, asuma una posición de mesa.
  1. Crea un trípode con tu cuerpo. Coloque el ancho de los hombros de su mano y en línea con sus pies. Lleva la cabeza hacia el tapete, aproximadamente medio pie delante de las manos.
  1. Ahora debe asegurarse de que su torso esté recto.
  1. Aprieta los tríceps uno hacia el otro. Mueva los hombros hacia abajo, de manera que queden incrustados en su espalda. Enganche su vientre mientras sigue apretando los brazos.
  1. Lleve las rodillas hacia adentro. Descanse sobre sus brazos, creando una bola con su cuerpo. Luego, levante lentamente los pies hacia el cielo.
  1. Levanta las piernas de forma que queden perpendiculares al suelo. Asegúrese de que su coxis esté firmemente asentado en la pelvis.
  1. Involucre todo su cuerpo mientras estira las rodillas. Presione a través de las esquinas de sus pies.
  1. Mantenga la postura solo durante aproximadamente 5 a 10 respiraciones. Luego, salta y suelta.

Beneficios del soporte para la cabeza con soporte

Estos son algunos de los increíbles beneficios del Salamba Sirsasana.

  1. Calma totalmente la mente y alivia el estrés en un instante debido al intenso estiramiento. También puede curar la depresión leve.
  1. Se sabe que estimula tanto la glándula pineal como la pituitaria.
  1. Los pulmones, la columna vertebral, los brazos y las piernas se fortalecen con esta asana.
  1. Los órganos abdominales se tonifican y se mejora la digestión.
  1. Esta asana también trabaja en el sistema reproductivo y ayuda a curar la infertilidad con la práctica regular. También alivia los síntomas menstruales y de la menopausia.
  1. Ayuda a curar la sinusitis, el asma y la infertilidad.

Poses preparatorias

Sarvangasana
Adho Mukha Svanasana
Uttanasana
Virasana

Poses de seguimiento

Adho Mukha Svanasana
Bālāsana

Esta asana no es engañosa. Parece desafiante y, de hecho, lo es. Pero al igual que muchas de las posturas de yoga avanzadas, este es un desafío que definitivamente debes asumir para experimentar y ser consciente de tu cuerpo como nunca antes.

Artículos recomendados

  • Cómo hacer el Ananda Balasana y cuáles son sus beneficios
  • Cómo hacer el Pawanmuktasana y cuáles son sus beneficios
  • Cómo hacer la Vrikshasana y cuáles son sus beneficios
  • ¿Cómo hacer Utthita Parsvakonasana y cuáles son sus beneficios?

Las siguientes dos pestañas cambian el contenido a continuación.