91 años consigue el trabajo de sus sueños en una de las empresas más grandes de Silicon Valley (¡la edad no es una barrera!)

La edad promedio de un trabajador de Silicon Valley es de 30 años.

Pero una mujer se opone enormemente a esa tendencia.

Barbara Beskind, de noventa y un años, es diseñadora en una de las firmas más grandes de Silicon Valley.

Trabaja en proyectos de diseño relacionados principalmente con el envejecimiento, inventando todo tipo de innovaciones y dispositivos que ayudan a las personas en sus últimos años.

El director de la empresa la considera un recurso invaluable y sus compañeros de trabajo la adoran.

Desde que Barbara tenía diez años, siempre había soñado con convertirse en inventora. Su consejero de la escuela secundaria en ese momento, sin embargo, le dijo que las niñas no podían postularse para la escuela de ingeniería. En cambio, terminó siendo terapeuta ocupacional, además de escribir libros y ser pintora.

Una oportunidad surgió décadas después cuando solicitó un trabajo en una empresa llamada IDEO. Solo algunos de los diseños que Barbara ha inventado para IDEO incluyen un dispositivo que usa una lupa y un portapapeles especializado para leer el periódico; un dispositivo para ayudar a las personas mayores a levantarse del sofá incluso si tienen problemas de cadera y bastones para caminar de alta tecnología.

Esta podría ser su quinta carrera, después de haber servido en el ejército y como terapeuta ocupacional, pero de lejos, este es su mejor trabajo hasta ahora.

“Todos los jueves, me siento treinta años más joven”, le dijo a la corresponsal de NBC Today, Jenna Bush Hager.

[H/T: Today]