7 signos menos conocidos de deficiencia de vitamina D

La deficiencia de vitamina D es un problema que afecta a más personas de las que cree: desde 2008, ha sido reconocida oficialmente como una pandemia mundial.

“La principal causa de la deficiencia de vitamina D es la falta de reconocimiento de que la exposición al sol con moderación es la principal fuente de vitamina D para la mayoría de los seres humanos. Muy pocos alimentos contienen vitamina D de forma natural, y los alimentos fortificados con vitamina D a menudo no son suficientes para satisfacer las necesidades de vitamina D de un niño o un adulto «. (1)

La deficiencia de vitamina D puede provocar complicaciones importantes, como raquitismo en los niños, por ejemplo, y la exacerbación de problemas de salud como la osteoporosis.

Las epidemias de influenza también están relacionadas con una deficiencia generalizada de vitamina D, según un artículo de 2006 que estableció la conexión entre los niveles reducidos de vitamina D en invierno y la prevalencia de las epidemias de influenza durante esa temporada (2).

Entonces, ¿cómo saber si necesita consumir más vitamina D? Aquí hay algunas señales de advertencia a las que debe prestar atención.

1. Dolor crónico

El dolor crónico es uno de los síntomas más comúnmente reconocidos de la deficiencia grave de vitamina D. «Las manifestaciones comunes de la deficiencia de vitamina D son dolor lumbar simétrico, debilidad muscular proximal, dolores musculares y dolor óseo punzante provocado por la presión sobre el esternón y la tibia». (3)

2. Debilidad muscular

«En el 30% de los pacientes (la deficiencia de vitamina D) puede presentarse como debilidad muscular proximal antes de que aparezcan los signos bioquímicos de la deficiencia de vitamina D que conducen a un trabajo de investigación innecesario», dice un estudio (4).

3. Psoriasis

La vitamina D se usa a menudo en el tratamiento de la psoriasis vulgar, una afección cutánea dolorosa. «… una revisión de la literatura sobre la vitamina D oral como tratamiento para la psoriasis revela que este tratamiento es eficaz», dicen los autores de un estudio de 2013 (5).

4. Fatiga

La vitamina D es vital en la producción de energía en el cuerpo; una deficiencia puede provocar fatiga crónica.

5. Sudoración excesiva

Uno de los primeros signos del raquitismo, una enfermedad fuertemente relacionada con la deficiencia de vitamina D, es la sudoración excesiva. Observar este síntoma podría facilitar el diagnóstico temprano del raquitismo, especialmente en los niños (6).

6. Problemas respiratorios crónicos

Los pacientes con problemas respiratorios crónicos como asma, fibrosis quística, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y neumonía interticial tienen un riesgo mayor de deficiencia de vitamina D que la población general (7).

7. Es propenso a las infecciones

La deficiencia de vitamina D puede afectar seriamente la capacidad de su sistema inmunológico para hacer su trabajo.

«La deficiencia de vitamina D se asocia con un aumento de la autoinmunidad y una mayor susceptibilidad a las infecciones». (8)

Los riesgos de la deficiencia de vitamina D

La deficiencia de vitamina D no solo aumenta su susceptibilidad a resfriados y gripes, sino que también puede ponerlo en riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, según un estudio de 2009 publicado en The American Journal Of Medical Sciences.

«Los estudios transversales han informado que la deficiencia de vitamina D se asocia con un mayor riesgo de ECV, incluida la hipertensión, la insuficiencia cardíaca y la cardiopatía isquémica», escriben los autores del estudio (9).

Si ha notado alguno de los síntomas anteriores, es importante que hable con su médico sobre ellos, ya que pueden ser un reflejo de un problema mayor con graves ramificaciones para su salud.

fuentes:
[1]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18400738
[2]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2870528/
[3]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2870528/
[4]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3690793/
[5]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22103655
[6]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3313732/
[7]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2706673/
[8]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3166406/
[9]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19593102