6 remedios caseros para la congestión nasal que realmente funcionan

No hay nada más molesto que no poder respirar correctamente. Las personas que viven con alergias estacionales lo saben muy bien. ¡A veces puede sentir que no hay suficiente tejido y descongestionantes nasales en el mundo para aclarar su irritante nariz!

A decir verdad, su cuerpo hace un mejor trabajo para volver a estar saludable que cualquier producto que pueda comprar en la farmacia. Los descongestionantes solo retrasan la congestión, lo que significa que causan un agravamiento del rebote, que perpetuamente intenta en vano retrasar con más productos farmacéuticos.

El moco no siempre es su enemigo: la congestión nasal a menudo es causada por alergias, resfriados, exposición a sustancias químicas en el aire o infecciones de los senos nasales. Todas estas cosas irritan el revestimiento nasal, lo que a su vez provoca inflamación e hinchazón. Sonarse la nariz más fuerte solo causa más hinchazón, porque la mucosidad tiene un papel muy pequeño en lo desagradable que se siente.

Aquí hay algunos remedios caseros para la congestión nasal que realmente le brindarán alivio:

1.Haga su propio aerosol salino

Hacer su propio aerosol de solución salina es fácil y rentable. Todo lo que necesitas son 2 cucharaditas de sal marina y ½ taza de agua caliente. Hervir hasta que la sal se disuelva, dejar enfriar y verter la solución en un rociador. Esta mezcla hidrata la cavidad nasal, diluye el moco espeso y encoge el tejido inflamado extrayendo agua. Tampoco puede causar congestión de rebote porque no afecta la producción de moco.

2. Ponte tórrido

Tomar una ducha o un baño caliente es una de las formas más rápidas de aliviar la congestión nasal. El vapor caliente abre los senos nasales, ayudándolos a drenar los irritantes rápidamente. Intente agregar un poco de aceite de eucalipto en un recipiente con agua caliente, inclínese sobre él y respire. ¡El aceite de menta o limón también funciona bien! Dormir en una habitación con humidificador le ayudará a aliviar sus síntomas durante la noche y lo hará sentir renovado por la mañana.

3. Utilice una compresa caliente

Las compresas calientes ayudan a activar el flujo de líquido en los senos nasales. Esto reducirá activamente la hinchazón. Es fácil de hacer: primero, sumerja una toalla de mano limpia en agua caliente y escúrrala. Luego, coloque la compresa en la frente, la nariz y la mejilla superior para apuntar a los senos nasales.

4. Beba un poco de té caliente

El té verde contiene compuestos antiinflamatorios llamados flavonoides. El vapor caliente que se eleva desde su taza abrirá las fosas nasales para facilitar la respiración y el líquido caliente trabajará internamente para mover las cosas. Para darle un toque adicional, elija un té verde de menta y agregue un poco de miel y limón, que tienen propiedades mucolíticas.

5. Disfrute de una cucharada de sopa

Una sopa deliciosa es muy nutritiva, lo que ayuda a restaurar las vitaminas y minerales que su cuerpo necesita para mantener su sistema inmunológico en su mejor momento. Cocinar un poco de cebolla y jengibre ayudará a combatir la inflamación. También debe intentar poner una pizca de pimienta negra en su tazón, la peperina mejora la biodisponibilidad de otros antioxidantes y especias antiinflamatorias. ¡No olvide incluir una cucharada generosa de cúrcuma para aliviar más la inflamación!

6. Saca tu aceite de coco

¡El aceite de coco hidratará esas fosas nasales adoloridas y demasiado hinchadas! Frote un poco en ambos lados de la nariz y deje que penetre en su piel. El ácido láurico, un compuesto natural del coco, es antimicrobiano, ¡así que no tengas miedo de frotar un poco el interior de tus fosas nasales también!

Con la ayuda de estos remedios caseros para la congestión nasal, ¡tu nariz te lo agradecerá en poco tiempo!