5 baños de pies calmantes y curativos con ingredientes naturales

Nuestros pies hacen una tarea gigantesca, ya que soportan todo el peso de nuestro cuerpo. Ninguna otra parte del cuerpo está expuesta a un estrés tan grande durante tanto tiempo. Aun así, a menudo no cuidamos mucho el equilibrio de nuestros pies, son las partes del cuerpo que están literalmente más distantes de nosotros.

Los largos días con zapatos resistentes, en el trabajo, en movimiento o durante los deportes exigen mucho de sus pies. La falta de ventilación y la posición apretada de los pies en zapatos ajustados promueven cambios patológicos, que incluyen malas posiciones, pie de atleta, pies sudorosos, piel seca y agrietada y problemas en las uñas.

Bienestar y curación para los pies

Además de correr descalzo con frecuencia, los baños de pies curativos y relajantes son una forma ideal de crear el equilibrio necesario. Independientemente de si tiene pies fríos, infecciones fúngicas, callosidades o el famoso «pie de queso», con el remedio casero adecuado en el baño de pies puede controlar todos estos problemas. La recompensa es simplemente mejores pies, piel más suave y uñas más sanas.

Un baño de pies tibio o frío es un placer por la sola temperatura, que no solo actúa en los pies, sino que también activa todo el cuerpo a través de la circulación sanguínea. Con los aditivos adecuados, puede aumentar este efecto o ayudar a curar las molestias típicas de los pies. Puede averiguar qué aditivos son mejores para qué problemas en esta publicación.

1. Baño de jabón de cuajada para callosidades y problemas de uñas

Si tiene callos demasiado gruesos o agrietados o está luchando contra la inflamación del lecho ungueal, el jabón de cuajada es el producto de elección. Un poco de jabón de cuajada, disuelto en el agua y utilizado para hacer espuma en los pies, suaviza la córnea y favorece la curación de las inflamaciones.

La temperatura recomendada del agua es de unos 38 grados y un baño debe durar unos 20 minutos.

Luego, la piel está perfectamente preparada para un tratamiento de peeling para eliminar suavemente el exceso de capas calientes. En esta condición, las astillas profundamente arraigadas se pueden quitar más fácilmente con pinzas.

2. Baño de vinagre de sidra de manzana contra pies sudorosos y pie de atleta

El vinagre de sidra de manzana naturalmente turbio es un remedio casero ideal para el cuidado natural de la piel gracias a sus múltiples propiedades positivas. Tiene un efecto antiinflamatorio, antibacteriano y regulador del pH natural de la piel.

En baños de pies, es particularmente eficaz contra los problemas de sudoración y las infecciones por hongos. Use aproximadamente 250 ml de vinagre de sidra de manzana en un baño de pies con dos o tres litros de agua.

A 38 grados un baño debe durar entre 10 y 20 minutos, si es necesario repetir hasta dos veces al día hasta que todos los síntomas hayan desaparecido por completo.

El cuidado de la piel no tiene por qué ser laborioso ni costoso.  Muchos problemas de la piel se pueden tratar con vinagre de sidra de manzana.  ¡Puedes encontrar los 11 mejores tratamientos aquí!

3. Baño de refrescos para pieles suaves y contra el mal olor de los pies

Al igual que en un baño alcalino casero, el bicarbonato de sodio también puede garantizar una piel particularmente suave y flexible en un baño de pies. Use aproximadamente tres cucharaditas de bicarbonato de sodio en un baño de pies. Los callos excesivos se vuelven blandos de nuevo y pueden eliminarse fácilmente con un posterior peeling de pies con soda. La soda también es excelente contra los olores y los pies sudorosos desodorizados.

Propina: Un baño de pies con bicarbonato de sodio con sal marina y aceites esenciales, como se describe en este artículo, funciona aún mejor contra los pies sudorosos.

Un baño de pies con soda es un tratamiento especial para los pies hinchados o ardientes después de un largo día de pie. La sensación de ardor desaparece en poco tiempo y deja espacio para el calor acogedor que se extiende.

A 36-40 grados, un baño de pies debe tomar alrededor de 20 minutos y hasta 30 minutos si es necesario.

También es una preparación ideal para el cuidado posterior de las uñas.

4. Baño de jengibre para pies fríos y mala circulación

Si a menudo sufre de pies fríos y un baño de pies caliente no es suficiente, debe probar el jengibre como aditivo de baño. Un trozo de unos 4 centímetros de tamaño se corta en trozos pequeños o se frota y se cuece a fuego lento en 500 ml de agua durante 20 minutos. Esta infusión se vierte a través de un colador y se agrega al agua del baño de pies, asegura una circulación sanguínea intensiva y un calor agradable que se eleva desde los pies y dura más.

El jengibre también tiene efectos antiinflamatorios, lo que ayuda a aliviar otros problemas de los pies. También puedes aprovechar las propiedades curativas del jengibre si preparas un té de jengibre caliente además del baño de pies, que te calienta por dentro, fortalece el sistema inmunológico y alivia los resfriados.

La temperatura agradable del agua puede ser de hasta 40 grados, un baño debe durar de 10 a un máximo de 20 minutos.

Puede encontrar muchos otros usos saludables del jengibre aquí.

El jengibre es un tubérculo increíblemente versátil.  No solo es una gran especia en la cocina, ¡también ayuda con muchos problemas de salud!

5. Té de hiedra o negro para las infecciones por hongos

También puede utilizar los poderes vegetales naturales de la hiedra para combatir las infecciones por hongos. Para hacer esto, prepare un puñado de hojas de hiedra picadas con un litro de agua y deje reposar durante unos minutos. Filtrado a través de un tamiz, luego se agrega al agua del baño. Las saponinas y hederinas que contiene actúan contra problemas de la piel como el eccema y el pie de atleta.

También puede utilizar té negro de la misma forma, que también es eficaz contra las infecciones por hongos. Para hacer esto, prepare un té muy fuerte y viértalo en el agua del baño.

Un baño debe tomar alrededor de 10-15 minutos a 36-38 grados.

Ingredientes adicionales para aún más efectos curativos.

Con los siguientes ingredientes opcionales, puede enriquecer aún más su baño de pies de bienestar relajante o curativo y mejorar ciertos efectos.

  • Unas gotas de aceite esencial de árbol de té también tienen un efecto antibacteriano, antiinflamatorio, antiviral y antifúngico.
  • Una cucharadita de miel tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y curativas.
  • Muchas hierbas medicinales como la salvia, la hierba de roble o la hierba luisa ayudan contra los procesos inflamatorios y se pueden agregar al baño de pies como infusión o tintura.
  • Unas gotas de aceite de lavanda proporcionan una experiencia de fragancia adicional y desodorizan suavemente los pies con problemas.
  • Gracias a su rico contenido en minerales, la sal del Mar Muerto es particularmente útil para enfermedades de la piel como la psoriasis y la neurodermatitis. También puede enriquecer su baño de pies agregando algunas cucharaditas.
  • 100 ml de leche o una cucharadita de leche en polvo aumentan el efecto nutritivo y aseguran una piel suave y tersa.

Para los pediluvios de larga duración, lo mejor es tener preparada una jarra de agua caliente, con la que podrás volver a templar el agua de refrigeración si es necesario. Si disfruta con regularidad de los baños de bienestar para los pies, puede que valga la pena adquirir un pediluvio de masaje con calefacción integrada.

Los pies nos llevan todo el día y rara vez se los cuida y mima.  Dales un respiro con estos saludables baños de pies.

¡Diviértete intentándolo! Es mejor hacer algo bueno para sus pies hoy y tratarlos con un relajante baño de bienestar o medicinal.

¿Tiene más sugerencias y consejos? ¡Compártelos con otros lectores en los comentarios!

Los pies nos llevan todo el día y rara vez se los cuida y mima.  Dales un respiro con estos saludables baños de pies.

Puede encontrar más ideas para productos de bienestar de fabricación propia en este artículo y en nuestros libros:

Quizás también te interesen estos temas: