22 Trucos para cortarte el pelo en casa

22 Trucos para cortarte el pelo en casa [COMO UN PRO]

¿Quieres cortarte el pelo en tu casa?

Hoy te vamos a mostrar 22 trucos para cortarte el pelo como un profesional.

Si! Dile adios a las peluquerías en empieza a cortarte el pelo en casa.

22 Trucos para cortarte el pelo en casa

Hoy comparto contigo algunos consejos y trucos geniales para el cabello que te ayudarán durante este tiempo.

Te muestro tutoriales sencillos sobre cómo cortar las puntas de tu cabello y cómo peinarlas sin usar calor.

En la primera sección de video, demuestro cómo cortar tu flequillo más corto separando tu cabello frontal en un triángulo y luego girándolo para cortarlo.

Te muestro de qué manera debes cortarte el cabello para obtener el resultado que deseas.

Si los quiere en capas, debes cortarlos en línea recta desde la parte superior.

Si deseas bordes rectos, debes cortarlos en la parte inferior.

También te muestro cómo afeitarte la barba y darle un aspecto uniforme desde ambos lados con cinta adhesiva.

Mira hasta el final para descubrir cómo rizar tu cabello con un popote.

Ya te contamos demasiado! Dale play al VIDEO y pon en práctica cada uno de estos 22 consejos.

¿Cual de los 22 trucos te gustó más? Seguro que más de uno te encantó.

Ahora ya estás lista para cortarte el pelo sola en tu casa.

Adios peluqueros!

Tips para cuidar tu pelo

1- Es normal perder de 100 a 150 mechones de pelo al día, así que no te asustes cuando veas un pequeño grupo arrastrándose por el suelo de baldosas.

2- Peina el cabello mojado con extremo cuidado porque son frágiles y propensos a romperse.

3.

Coge un peine de dientes anchos y pásalo desde las raíces hasta las puntas del pelo con la mayor suavidad posible.

3 – Recorta tu cabello cada pocas semanas para deshacerte de esas puntas abiertas marrones y ásperas.

4.

Corta alrededor de 1/4 de pulgada de tu cabello cada 6 a 8 semanas para evitar que las puntas abiertas vuelvan a crecer.

4 – No te laves el pelo todos los días y siempre que lo hagas, aplica un poco de acondicionador en las puntas.

Intenta usar la misma marca de champú y acondicionador.

5- Enjuague el acondicionador con agua fría ya que es bueno para la fuerza y el brillo.

6- A diferencia de las etiquetas en la parte posterior de nuestros alimentos, las etiquetas en la parte posterior de nuestros champús se dejan en su mayoría sin leer.

En los últimos años, se ha prestado mucha atención al sulfato en los champús.

¿Qué son los sulfatos? Son la razón por la que tu champú hace espuma de la forma en que lo hace.

Limpian el cuero cabelludo y el cabello, eliminando la suciedad.

Pero algunos investigadores también sugieren que te quiten los aceites esenciales del cabello.

También son la razón por la que tu ojo pica cuando el champú corre por un lado de tu cara.

Si sientes algún tipo de irritación en el cuero cabelludo o encuentras tu cabello seco con el tiempo, entonces intenta comprar un champú que no contenga sulfatos.

7- Si tienes el pelo seco, es mejor evitar la coloración.

Sin embargo, si no puedes resistirte a ese magnífico tono de marrón, especialmente bajo el sol de invierno, entonces sigue este ingenioso consejo compartido en el blog Free People.

Usa limón, té de manzanilla o miel, ya que funcionan como grandes aclaradores del cabello.

Puedes añadir jugo de limón al agua y rociarlo sobre tu cabello cuando salgas.

Puedes enjuagarte el pelo con té de manzanilla después de lavarlo con champú o añadir miel al agua que usas para lavarte el pelo.

Además de estos consejos básicos, aquí hay algunos remedios caseros que te llevarán lejos.

Desde máscaras caseras hasta sueros protectores del calor, lo tenemos todo.

Acondicionamiento profundo
Aunque te acondicionas el cabello después de cada lavado, nada funciona tan bien como el acondicionamiento profundo.

De vez en cuando lávate el pelo con champú, exprime el agua extra y sécalo con una toalla.

Luego toma cantidades generosas de acondicionador y aplícalo directamente en la raíz de tu cabello.

Utiliza un peine de dientes anchos y pásalo por tu cabello para asegurarte de que el acondicionador llegue a todas partes.

Ahora, súbelos y sujétalos con una pinza.

Deje el acondicionador puesto entre 10 minutos y una hora.

Bájalos, enjuágalos bien y disfruta de un cabello suave como la seda.

Mantener alejado el calor
Si sales y quieres unos rizos preciosos u olas perfectas, hay algunas formas de conseguirlos sin necesidad de usar la ayuda de un secador, un alisador o un rizador.

Como esto, por ejemplo:
Si tienes que usar la plancha o el rizador, compra el suero que prefieras o si tienes tiempo libre, hazlo en casa.

1-Toma un poco de aceite de almendras, aceite de coco, acondicionador de cabello, 250 ml de agua y una pequeña botella de spray vacía.

Vierta 200 ml de agua en la botella de spray y añada 2-3 gotas de aceite de coco y 4 a 5 de aceite de almendra.

Añade dos gotas muy pequeñas de acondicionador.

No lo uses demasiado porque hará espuma.

Puedes añadir lavanda o algún aceite de buen olor si quieres.

Añade el agua restante y agítalo bien.

Deje que la espuma se asiente y estará lista para su uso.

2.

Con este se trata de la mantequilla.

Tome 4 onzas de manteca de karité, 4 onzas de manteca de cacao y 20 gotas de cualquier aceite esencial de su elección.

Caliente la mantequilla hasta que esté toda líquida y déjela enfriar.

Añada el aceite esencial a un frasco vacío y esterilizado y vierta la mantequilla.

Deje que el frasco se enfríe hasta que la mantequilla tome una forma sólida de nuevo.

Máscaras para el cabello hechas en casa
Algunos pueden ser lo suficientemente deliciosos para comer, pero el resto son simplemente malolientes.

Pero lo mejor es que encontrarás fácilmente todos los ingredientes en tu despensa.

1- Aceite de huevo, cuajada y mostaza – Si tienes el pelo seco como el heno, aquí tienes la respuesta a todos tus problemas.

Los huevos son ricos en vitamina A, B12, D y E, ácidos grasos y proteínas.

La proteína ayuda a fortalecer las raíces, los ácidos grasos lo convierten en un acondicionador natural para el cabello y la B12 ayuda a añadir volumen.

2- Aceite de aguacate y menta – También conocido como pera de mantequilla, el aguacate es cremoso, rico y la única fruta que combina la proteína de la carne, la grasa de la mantequilla, las vitaminas y los minerales de las verduras verdes y un sabor a nuez.

Triture un poco de aguacate, añada una o dos gotas de aceite de menta y aplique esta mascarilla en su cabello.

Déjelo durante 15-20 minutos y lávese.

3.

Aceite de oliva, aceite de coco y huevo: esta es la mascarilla definitiva para el crecimiento rápido del cabello.

Calienta 2 cucharadas de aceite de coco, déjalo enfriar, añade uno o dos huevos y dos cucharadas de aceite de oliva y aplícalo.

El aceite es la respuesta
Un acondicionador puede hacer maravillas con tu cabello, pero el aceite le da ciertos minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales que no sólo fortalecen las raíces sino que también mejoran la salud general del cabello.

El aceite de coco es el más recomendado para el cabello.