1.-Virabhadrasana-II

10 asanas simples que te ayudarán a curar la escoliosis

Los problemas de espalda son desagradables y solo los que sufren pueden comprender los horrores. Dicen que tienes la edad de tu columna vertebral. ¡Y es muy verdadero! Por lo general, es la columna la que soporta el peso del cuerpo y, por lo tanto, está sometida a un estrés y una tensión constantes. Este estrés solo agrava el dolor.

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una condición en la que la columna no es recta sino curva. Restringe el movimiento y puede ser extremadamente doloroso. Si la curvatura de su columna es más de 10 grados hacia la derecha, o hacia la izquierda, hacia adelante o hacia atrás, es víctima de escoliosis. Las mujeres tienen más probabilidades de verse afectadas por esta afección. Si bien la cirugía es una opción, adoptar el yoga puede eliminar en gran medida esta posibilidad.

Yoga para la escoliosis: ¿funciona?

¿El yoga es bueno para la escoliosis? El yoga funciona tanto a nivel físico como mental. El yoga ayuda a aliviar la tensión en la columna. Cuando practicas yoga, tus piernas se fortalecen. Esto quita la carga de la columna. También ayuda a corregir la postura y aliviar el dolor de forma eficaz.

10 posturas fáciles para aliviar la escoliosis

  1. Virabhadrasana II
  2. Adho Mukha Svanasana
  3. Trikonasana
  4. Marjariasana
  5. Paschimottanasana
  6. Salabhasana
  7. Setu Bandhasana
  8. Balasana
  9. Sarvangasana
  10. Shavasana

1. Virabhadrasana II

Imagen: iStock

También conocido como – Postura del guerrero II

Beneficios – Esta asana trabaja para corregir la postura. Fortalece la espalda y también mejora su sentido del equilibrio. Una espalda fuerte facilita el tratamiento de la escoliosis. La postura del guerrero también infunde paz, gracia y coraje.

Cómo hacerlo – Amplíe las piernas de manera que estén un poco más separadas que el ancho de las caderas. Gira el talón derecho con los dedos del pie apuntando hacia afuera y usa el talón izquierdo para conectarte a tierra. El arco de su talón izquierdo debe estar alineado con su pie derecho. Baje las caderas y luego irradie su energía mientras estira los brazos de manera que queden alineados con los hombros. Gire la mirada hacia adelante y mantenga la pose con integridad. Respire lento y fuerte mientras mantiene la postura y luego suelte. Repita en el otro lado.

Para saber más sobre esta asana, haga clic aquí: Virabhadrasana II

2. Adho Mukha Svanasana

Imagen: iStock

También conocido como – Perro boca abajo

Beneficios – Esta asana alarga la columna y fortalece todo el cuerpo. Las piernas, los hombros y los brazos se fortalecen. Cuando practicas la pose, el peso del cuerpo se distribuye a las piernas. Esto elimina el estrés de la columna.

Cómo hacerlo – Vamos a cuatro patas. Levanta las rodillas del suelo y estíralas. Tus pies deben estar apoyados en el suelo. Podrías retroceder dos pasos. Mientras lo hace, mueva los brazos unos pasos hacia adelante para crear una ‘V’ invertida con su cuerpo. Tus caderas deben estar más altas que tu corazón y tu cabeza más baja. Deje que su cabeza cuelgue mientras mantiene la postura durante unos segundos. Lanzamiento.

Para saber más sobre esta asana, haga clic aquí: Adho Mukha Svanasana

3. Trikonasana

Imagen: iStock

También conocido como – Postura del triángulo

Beneficios – El Trikonasana mejora el equilibrio físico y mental del cuerpo. También le da a la columna un buen estiramiento. Esto libera el estrés atrapado y también alivia el dolor de espalda. Si tienes escoliosis y practicas esta asana, seguramente te sentirás mejor.

Cómo hacerlo – Separe los pies. Levante los brazos de manera que queden paralelos al suelo, con las palmas hacia abajo. Gire el pie izquierdo en un ángulo de 45 grados y el derecho en un ángulo de 90 grados. Tus talones deben formar una línea recta. Gira tu cuerpo hacia la derecha. Extiende la parte superior del cuerpo e inclínate hacia el suelo. Toque el pie derecho con la mano derecha y extienda el brazo izquierdo en el aire. Mira tu mano izquierda. Sostenga y suelte. Repita en el otro lado.

Para saber más sobre esta asana, haga clic aquí: Trikonasana

4. Marjariasana

Imagen: iStock

También conocido como – Postura del gato

Beneficios – Esta asana agrega flexibilidad a la columna, mejora la circulación sanguínea y relaja la mente. Por lo tanto, esta asana es increíble para quienes padecen escoliosis.

Cómo hacerlo – Idealmente, esta asana se hace en combinación con la Bitilasana y se llama la postura del gato y la vaca. Tiene innumerables beneficios, especialmente para la columna. Para hacer la Marjariasana, anímate a cuatro patas. Luego, inhala y levanta la columna vertebral mientras la redondeas y la haces cóncava. Lleva tu barbilla a tu pecho. Exhale y levante la barbilla para mirar hacia arriba mientras su espalda entra en una posición convexa. Este es el Bitilasana. Repite estas dos asanas alternativamente, coordinadas con tu respiración, antes de pasar a la siguiente asana.

Para saber más sobre esta asana, haga clic aquí: Marjariasana

5. Paschimottanasana

Imagen: iStock

También conocido como – Flexión hacia adelante sentado, estiramiento dorsal intenso

Beneficios – Esta asana ayuda a estirar la espalda, especialmente la zona lumbar, y libera todo el estrés atrapado. También calma la mente y reduce la ansiedad.

Cómo hacerlo – Siéntese en Dandasana. Estire los brazos por encima de la cabeza e inclínese hacia adelante. Dependiendo de su flexibilidad, puede tocar los dedos de los pies con los dedos de las manos o agarrar los pies. Debe bajar la cabeza tanto como sea posible. Mantenga la postura durante unos segundos y luego suelte.

Para saber más sobre esta asana, haga clic aquí: Paschimottanasana

6. Salabhasana

Imagen: iStock

También conocido como – Postura de la langosta, Postura del saltamontes

Beneficios – Esta asana agrega fuerza y ​​flexibilidad a toda la extensión de la espalda. Cualquier dolor, estrés o fatiga se libera instantáneamente, dando a su espalda una sensación de gran comodidad.

Cómo hacerlo – Acuéstese en el suelo con la barriga hacia el suelo. Levante las piernas del suelo, directamente desde los muslos. Aprieta las nalgas. Ahora, estire los brazos hacia atrás y levante el pecho del piso. Su peso corporal debe descansar sobre su abdomen y pelvis. Mire hacia adelante y respire. Suelta después de unos segundos.

Para saber más sobre esta asana, haga clic aquí: Salabhasana

7. Setu Bandhasana

Imagen: iStock

También conocido como – Postura del puente

Beneficios – Cuando practicas esta asana, los músculos de la espalda y la columna se estiran y fortalecen. Esta asana también tiene la capacidad innata de calmar tu mente y liberar el estrés atrapado no solo de tu espalda sino también de tu cerebro.

Cómo hacerlo – Acuéstese boca arriba y doble las piernas a la altura de las rodillas. Suavemente levante las caderas y retírelas del piso. Estire los hombros y estire los brazos para que alcancen sus pies. Respire largo y profundo. Mantenga la postura durante unos segundos y suelte.

Para saber más sobre esta asana, haga clic aquí: Setu Bandhasana

8. Balasana

Imagen: iStock

También conocido como – Postura del niño

Beneficios – Esta asana es una pose relajante y es una de las más efectivas. asanas de yoga para la escoliosis. Está destinado a relajar la espalda y calmar la mente. Ambos son esenciales para quienes padecen escoliosis, simplemente porque es una afección neuromuscular.

Cómo hacerlo – Ponte a cuatro patas, junta los pies y ensancha las rodillas. Baje las rodillas al suelo y luego apoye el abdomen sobre los muslos mientras las nalgas descansan sobre los pies. Coloque su frente en el suelo. Tus brazos pueden permanecer estirados o puedes colocarlos junto a ti a lo largo de tus piernas, con las palmas hacia arriba.

Para saber más sobre esta asana, haga clic aquí: Balasana

9. Sarvangasana

Imagen: iStock

También conocido como – Soporte de hombro apoyado

Beneficios – El soporte del hombro es más fácil de lo que parece. Es una asana increíble para la columna, ya que la hace extremadamente flexible. Se fortalecen los hombros y los brazos. La mente está relajada y el dolor se reduce.

Cómo hacerlo – Acuéstate en el Shavasana. Levante las piernas mientras sostiene las caderas con las palmas. Mueva el peso del cuerpo sobre los hombros y levante la parte superior del cuerpo mientras la cabeza y la parte superior de la espalda permanecen en el suelo. Sostenga por unos segundos y suelte.

Para saber más sobre esta asana, haga clic aquí: Sarvangasana

10. Shavasana

Imagen: iStock

También conocido como – Postura del cadáver

Beneficios – Esta asana relaja por completo el cuerpo y le permite aprovechar los beneficios del entrenamiento. Tu espalda tiene la oportunidad de relajarse por completo. Cada hueso y músculo tiene tiempo para sanar e integrar los cambios leves e imperceptibles que el entrenamiento hace para los suyos. Al final, te sientes con energía y rejuvenecido.

Cómo hacerlo – Acuéstese boca arriba, con las palmas de las manos descansando a su lado, mirando hacia arriba. Póngase cómodo y asegúrese de que su cuerpo esté en línea recta. Cierra los ojos y medita.

Para saber más sobre esta asana, haga clic aquí: Shavasana

¿Has practicado yoga para la escoliosis? Si no es así, es hora de que alivies tu espalda con estas sencillas asanas. En poco tiempo, eventualmente superará la escoliosis.

Artículos recomendados

  • Las 5 mejores posturas de yoga para deshacerse del dolor muscular en las piernas
  • 5 increíbles asanas de yoga que tratarán el dolor en la ingle
  • 8 posturas de yoga fáciles que curarán la fibromialgia rápidamente
  • 8 asanas de yoga de alivio instantáneo para la ciática

Las siguientes dos pestañas cambian el contenido a continuación.